España, el tercer país de la OTAN que menos PIB gastará en Defensa en 2017

Los porcentajes se dieron a conocer durante la reunión ministerial que se mantuvo este miércoles en la sede de la Alianza Atlántica (OTAN), en Bruselas.

Según los datos desglosados por la organización militar, España será el tercer país de la OTAN que menos porcentaje de su Producto Interior Bruto (PIB) destine al gasto en Defensa durante el presente año 2017: el 0,92% del PIB. Es decir, España destinará 10.483 millones de euros para el gasto en Defensa, según las cifras estimadas por la OTAN.

Por delante de España se encuentran Bélgica, con un 0,91% del PIB y Luxemburgo con un 0,44% del PIB. Las 29 naciones mantienen el objetivo pactado originalmente en en la Cumbre de Gales de 2014 de alcanzar el 2% del PIB para el gasto militar en Defensa en el año 2024.

Para negociar esta cuestiones, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, acudió a Bruselas. Durante las sesiones de trabajo, la ministra se reunió con el secretario de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon, con su homóloga de los Países Bajos, Jeanine Hennis-Plasschaert, y con la nueva titular francesa de Defensa, Florence Parly. Según fuentes del Ministerio de Defensa hicieron saber a bez.es, durante las sesiones celebradas en la capital belga, Cospedal firmó “dos acuerdos para reforzar la cooperación multinacional sobre armamento de combate terrestre -entre las que se incluyen misiles antitanque y proyectiles de artillería- y las capacidades marítimas aéreas multimisión”, es decir, la ministra firmó la adquisición de aeronaves marítimas multimisiones con las que desarrollar operaciones de vigilancia, inteligencia y lucha submarina

Hasta el momento, tan solo cinco países han alcanzado la meta del Proceso de Planeamiento de la Defensa (NDPP por sus siglas en inglés): Estados Unidos, con un gasto militar del 3,58 % del PIB, Grecia con un 2,32 %, Estonia con un 2,14, Reino Unido y Polonia con un 2,01%. Se espera que para el año 2018 Rumanía, Letonia y Lituania alcancen el objetivo.

No obstante, el gasto en Defensa aumentará en su conjunto durante este año y 2018 en un 4,3% según los datos que estima la OTAN para 25 países miembros. Entre estos países se encuentra España, que aumentará un 17,46% del gasto del PIB para Defensa respecto al 2016, cuando destinó un 10,13%. Este incremento del gasto militar podría interpretarse como una reacción de los países europeos frente al discurso del presidente estadounidense Donald Trump, que, en varias ocasiones, ha reclamado que todos los aliados dediquen más recursos a la defensa común, algo que ya acordaron los líderes de la Unión Europea en la última cumbre cuando decidieron estrechar la cooperación militar a través de la creación de estructuras propias.

Más soldados para Afganistán

En las sesiones vespertinas, los ministros de Defensa de las 29 naciones aliadas abordaron, además, diversos temas relacionados con las medidas de disuasión y defensa colectiva de la alianza.

A primera hora de la mañana, Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN anunció que la organización “ampliará su presencia en Afganistán”. Fuentes de la alianza indicaron que Estados Unidos podría enviar entre 2.000 y 3.000 soldados más a Afganistán, mientras que otros países se han comprometido a aportar entre 500 o 700 soldados más. De hecho, Michael Fallon, ministro de Defensa británico, confirmó el envío de un centenar de efectivos a su misión, que ya cuenta con 500 militares desplegados en el país.

Según Stoltenberg, 15 países miembros se han comprometido a reforzar su misión de adiestramiento en Afganistán. Se trata de ajustar y fortalecer la misión que tenemos para apoyar y ayudar a los afganos”. Estados Unidos, Italia y Alemania son los países que más soldados tienen desplegados en Afganistán. La situación para la seguridad y defensa del país se deterioró en 2014 con la retirada de la coalición internacional de territorio afgano, lo que ha obligado a la alianza a determinar de nuevo un paquete de ayudas y un incremento del despliegue militar en país de los talibán.

La disuasión rusa

Además de conversar sobre los presupuestos para defensa y el incremento de tropas en Afganistán, la misión disuasoria del Báltico fue otra de las cuestiones que ayer discutieron los miembros de la OTAN.

Durante las sesiones informativas, Stoltenberg, manifestó su preocupación por las aproximaciones de Rusia sobre la región del Báltico: “lo que vemos en el Báltico es un aumento de la actividad militar por tierra, mar y aire. Esto solo subraya la importancia de la transparencia y de la predictibilidad para impedir incidentes y accidentes y que se creen situaciones peligrosas reales”, reclamó el secretario general de la OTAN.

Además, Stoltenberg pidió a Rusia que “sea transparente sobre sus ejercicios” en relación a las maniobras militares Zapad, que el Gobierno de Putin planea en Bielorrusia y en Kaliningrado, situados ambos entre Lituania y Polonia. Ambos países han solicitado una mayor presencia de la OTAN en la zona. “Es necesario mejorar la seguridad aérea en la región del Báltico”, insistió Stoltenberg, que volvió a respaldar ayer la iniciativa de Finlandia: organizar reuniones de expertos con otros países para mejorar la seguridad aérea.“Interceptar a los aviones es una actividad normal”, recalcó el secretario general de la OTAN.

** Artículo publicado en Bez.es **

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com